FANDOM


Extremis es el sexto episodio de la décima temporada moderna de Doctor Who.

Algo notorio en el episodio es la revelación de quién se esconde en el interior de la cámara bajo St Luke's University: Missy. También se explora la forma en que Nardole empezó a viajar con el Duodécimo Doctor después de los sucesos de The Husbands of River Song.

El episodio supone una de las pocas historias en las que el Doctor y sus acompañantes realmente no forman parte de los sucesos principales que ocurren. A excepción del principio, el final y los flashbacks con Missy, el resto del episodio tiene lugar en una simulación virtual con versiones artificiales del Doctor, Bill y Nardole. Este sería el principio de un arco argumental de tres partes involucrando a las criaturas responsables de la simulación: los Monjes.

Sinopsis Editar

EL Vaticano solicita al Duodécimo Doctor que investigue un misterioso libro llamado Veritas. Todas las personas que leen el Veritas se matan inmediatamente. Cuando una traducción del Veritas se filtra online, el Doctor debe enfrentarse a la inevitable realidad...

Argumento Editar

Algún tiempo atrás, en un planeta distante, un ejecutor, Rafando, muestra al Duodécimo Doctor un mecanismo diseñado especialmente para ejecutar a Señores del Tiempo y dice que después de la ejecución, el cuerpo será situado en una cámara de cierre cuántico para evitar sorpresas. Missy aparece siendo llevada hacia él y le ordenan a que se arrodille en un altar.

En la actualidad, el Doctor, sentado fuera de la Cámara, habla con Missy y comenta que nadie puede saber que se encuentra ciego tras su viaje previo.

De vuelta a los sucesos ocurridos en el pasado, la Cámara es alzada desde el interior de un lago y Rafando anuncia que ha sido preparada. Missy ruega al Doctor que la deje vivir y él sitúa su mano en una palanca.

De vuelta a la actualidad, el Doctor recibe un email titulado Extremis.

En la sala de discursos, quince hombres entran por la puerta. Angelo saluda al Doctor y Nardole también aparece. El Doctor es informado de que el Papa solicita una reunion personal con él. Cuando el Doctor pregunta por qué no ha acudido él mismo si quiere una reunión, Nardole le dice el Papa sí ha acudido y está allí. El Doctor pide perdón diciendo que “el Papa no va por el mundo en el Papamóvil sorprendiendo a las personas.”

En su despacho, el Doctor recibe un trozo de texto en el que se lee “Veritas” (“la verdad” en latín). Angelo revela que una antigua secta cristiana lo tradujo, pero se suicidaron después de hacerlo. Meses atrás, volvió a traducirse, pero los responsables también se suicidaron justo después. Todos los cuerpos se recuperaron a excepción de uno.

En el piso de Bill, ella se encuentra con una chica, Penny. Moira, que cree que está con un hombre, afirma tener reglas muy estrictas acerca de hombres en la casa, pero luego ve a Penny y pide perdón. Luego, cuando Bill está preparando algo de té, ella oye el sonido de la TARDIS materializándose en su dormitorio. Penny pregunta por el sonido, pero Bill dice que son las tuberías del piso. El Papa aparece en la sala, habla rápidamente en italiano y regresa a la habitación; Bill lo sigue hacia allí, donde ve al resto de los sacerdotes. Cuando Penny los ve, se asusta y sale corriendo, a lo que Bill responde diciendo a los sacerdotes que se irán “al infierno”.

En la TARDIS, Bill se queja de que el Doctor haya arruinado su cita y él pide a Nardole que ponga a Bill al corriente de lo que está pasando. Angelo comenta con el Doctor que aunque rechazó la oferta del Papa de confesarse con él, la oferta todavía está disponible. El Doctor prepara un dispositivo para restaurar temporalmente su visión y también usa sus gafas de sol sónicas para percibir contornos y formas.

De vuelta a los sucesos del pasado, Rafando pregunta al Doctor si solicitó a un padre, ya que una individuo encapuchado con ropa de sacerdote se acerca a ellos. El individuo indica al Doctor que se acerrque y Rafando, comprobando el Índice de Fatalidad, informa de que solamente se permiten cinco minutos de intervención divina. El individuo saluda al Doctor, lee el contenido de un diario familiar y se quita la capucha, diciendo que “su mujer” no aprobaría aquello: se trata de Nardole, que ha sido enviado por River Song para impedir que el Doctor ejecutara a Missy.

En la actualidad, el Doctor y los demás se han desplazado hacia el Vaticano. Nardole habla con el Doctor acerca de su ceguera, sin entender por qué lo mantiene como secreto. Angelo les muestra la entrada al Haereticum, un retrato del Papa Benedicto IX por el que se puede acceder encendiendo una vela. Angelo les pide que se mantengan cerca unos de otros, ya que el diseño del lugar está preparado para confundir a los no iniciados.

En el pasado, Rafando anuncia que los cinco minutos han llegado a su fin y Nardole vuelve a ponerse la capucha. Rafando dice que la sentencia tiene que llevarse a cabo y Missy pide al Doctor que no la mate, prometiendo que será buena y estando a punto de llorar.

En el Haereticum, Angelo guía al grupo hacia la celda en la que tienen al Veritas. De pronto, una luz brilla desde una pared con una figura en su interior, pero desaparece. Angelo sale a comprobar las paredes en busca de una brecha y el Doctor se saca su destornillador sónico. Encuentran al traductor desaparecido, Piero, en la celda; él dice que ha enviado algo a algún sitio y se va corriendo. Una mano peculiar con garras es vista cerca de la cabeza de Angelo.

Nardole nota que Piero ha disparado a la cerradura de la celda para abrirla y entra con Bill y el Doctor. En el portátil de Piero, descubren que envió una copia de la traducción al CERN. Bill cree que el hecho de que alguien haya leído el contenido del Veritas y siga vivo es una buena señal, pero se oye un disparo; desde sus gafas de sol sónicas, el Doctor ve que los signos vitales de Piero bajan hasta identificarlo como fallecido. A pesar de esto, el Doctor pide a Bill y a Nardole a que vayan hacia Piero, aunque ellos creen que tan solo quiere quedarse solo para leer el Veritas. Él promete no hacerlo, pero en cuanto se van sus acompañantes, abre el Veritas y usa su dispositivo, situando electrodos en sus sienes.

En la biblioteca, Nardole y Bill ven que una mano tiene un arma y confirman la muerte de Piero. La misma luz vuelve a brillar en una pared y Nardole se da cuenta de que es un portal hacia otro sitio. Curiosos, ambos atraviesan el portal.

En la celda, el Doctor cree que Angelo está cerca de él y pide ayuda. No está seguro de cómo funcionará su dispositivo: restaurará su visión temporalmente o le freirá el cerebro. Pese a esto, el Doctor lo activa, desplomándose justo después.

En el pasado, Missy señala al Doctor que es su amiga. Él dice que eso no importa, pero ella comenta que lo sabe, diciendo: “Sé que no importa. Sé que voy a morir. Tengo que decirlo. La verdad. Sin esperanza. Sin testigo. Sin recompensa. Soy tu amiga.” El Doctor tira de la palanca, haciendo surgir electricidad en las esferas sobre las cuatro columnas del altar que aciertan a Missy. Ella cae y parece fallecer según el Doctor jura al guardia que vigilará la Cámara con su cuerpo a lo largo de mil años.

Nardole y Bill salen desde un portal en un edificio sin saber dónde están y una mujer los encuentra, preguntando si tienen permiso para estar en el tercer piso. Los dos preguntan dónde están y la mujer dice que están en el Pentágono. Cuando Nardole y Bill regresan por el portal, aparecen en un entorno con varios proyectores situados en forma de semicirculo haciendo brillar luces en las paredes: son portales a otros lugares. Pasando por otro de estos, ambos surgen en un pasillo y hablan con un hombre, Nicholas, que los guía hacia la cafetería; los tres pasan por un signo del CERN.

En la celda, el Doctor abre los ojos con su visión restaurada. Se pregunta qué impacto tendrá aquello en su ciclo de regeneraciones, pero la figura con garras vista en la luz aparece y lo atrapa con ataduras de cuero. El Doctor ve que hay más de estas criaturas y que se llevan al Veritas, quejándose de aquello. La criatura le dice que aquello es un juego y el Doctor responde diciendo: “Bien, porque gano yo.” Tras esto, usa su destornillador sónico para apagar las luces mientras la criatura grita su nombre; para cuando restauran las luces, el Doctor ha escapado con el portátil que contiene la traducción del Veritas.

En el CERN, Bill y Nardole llegan a la cafetería, donde Nicholas indica a todo el personal que es el momento de su último pedido. Bill y Nardole se quedan confusos y, cuando Nicholas les dice que miren debajo de las mesas, ven que hay dinamita preparada en todas.

El Doctor abre el portátil en una esquina y empieza a leer el email enviado por el traductor al CERN. No obstante, los efectos de su dispositivo empiezan a desaparecer y las criaturas lo rodean. Una luz blanca brillante surge en la pantalla.

En el CERN, Bill pregunta cuál es el motivo de aquello y Nicholas dice que están salvando al mundo. Él explica que aquello no es el mundo real, dándose cuenta de que Bill y Nardole no han leído el Veritas. Nicholas les instruye a que piensen en un número completamente aleatorio y lo digan al mismo tiempo; cuando lo hacen, dicen el mismo número. Nicholas comenta que aquello es una “Prueba Sombra” y dice que lo siente. Bill y Nardole consiguen escapar de vuelta a la sala con los portales antes de la explosión del edificio. Allí, Nardole finalmente nota que el mundo entero es una simulación holográfica; para comprobar esta teoría, camina hacia el espacio entre proyecciones y de pronto se disuelve como píxeles.

Bill trata de caminar hacia el mismo espacio, pero acaba atravesando otro portal y se halla en el Despacho Oval de la Casa Blanca. El Doctor, que ha oído la traducción del Veritas a través de un audio, revela que el texto habla sobre un demonio que deseaba conquistar el mundo y, para hacerlo, creó un Mundo Sombra con Personas Sombra que creen que son reales. El Doctor afirma haber deducido lo que aquello significa: una especie alienígena llevó a cabo una simulación para comprobar las habilidades de todas las personas de la Tierra, en especial aquellos lo suficientemente inteligentes como para averiguar que el mundo no era real. Para la Prueba Sombra, las perosnas tienen que decir números aleatorios; como los ordenadores tan solo pueden generar números pseudoaleatorios, dos personas que lo intentan dicen los mismos números. El Doctor comenta que las personas se suicidan para escapar de la simulación.

Bill se disuelve como píxeles, teniendo a una de las criaturas detrás de ella. La criatura revela que han matado al Doctor en múltiples ocasiones, pero él responde diciendo que han caído en una trampa creada por ellos mismos: la simulación es demasiado buena. Debido a su enlace con las gafas de sol sónicas, estas conservarán una memoria grabada de las horas recientes, grabación que es capaz de enviar al verdadero Doctor.

En el mundo real, el Doctor recibe la grabación y la ve. Él llama a Bill y le propone que llame a Penny, viendo que la información que recibió es auténtica y diciendo que van a estar ocupados “muy pronto”.

En los sucesos del pasado, cuando los ejecutores van hacia el altar para llevarse el cuerpo de Missy, ella se despierta de repente y los empuja. El Doctor revela haber saboteado la máquina de ejecución para que aturdiera a Missy en vez de matarlas. El Doctor intimida a los ejecutores para hacerlos huir tras hacerlos acceder a su propio índice de fatalidades y luego pide a Nardole que le ayude a transportar a Missy hacia la Cámara.

Fuera de la Cámara en la actualidad, el Doctor pregunta a Missy cómo puede salvar a sus amigos estando ciego. “¿Cómo puedo salvarlos estando perdido en la oscuridad?”

Reparto Editar

Referencias Editar

Por añadir

Notas de historia Editar

Por añadir

Continuidad Editar

Por añadir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.