FANDOM


The Daleks (Los Daleks) fue la segunda historia de la Temporada 1 de Doctor Who. La contribución más notable a la serie fue la introducción de los Daleks, junto a los Thals y el planeta en que habitan, Skaro. También logró profundizar y expandir la relación de enemistad entre el Primer Doctor y sus nuevos acompañantes humanos, Ian Chesterton y Barbara Wright.

Los enemigos del Doctor, los Daleks, lograron llamar la atención del público británico, lo cual se pudo evidenciar en la popularidad de esta historia. The Daleks logró reafirmar la posición de Doctor Who en los horarios de BBC1 de 1964.

Este serial fue el primero de Terry Nation para el programa. Su recepción condujo a que fuese vuelto a llamar para The Keys of Marinus, de esta misma temporada, así como el regreso de los Daleks cada temporada hasta la Temporada 5. Es también la causa inmediata para el éxito financiero de Nation, ya que su agente había negociado la co-propiedad de los Daleks para Terry Nation.

Las ramificaciones de este acuerdo sobre la historia del Doctor Who son difíciles de exagerar. De hecho, aunque los agentes suelen ser trabajadores desconocidos y sin acreditar, este acuerdo fue conocido por haber sido negociado por la leyenda de la televisión británica y jefe del estudio, Beryl Vertue, madre de Sue Vertue, y la suegra de Steven Moffat.

Además de Terry Nation, esta historia sirvió como debut para más miembros del personal de producción, como por ejemplo a los directores Christopher Barry y Richard Martin, el diseñador Raymond Cusick, la prolífica Daphne Dare en el vestuario, y el futuro director Michael Ferguson.

El serial fue la fuente para un film teatralizado y un comic americano llamado Dr. Who and the Daleks. Ambas fueron los estrenos en esos medios del Doctor Who. Los Daleks fueron la base para el primer intento para introducir al Doctor Who en el mercado de USA.

Sinopsis Editar

La TARDIS ha traído a los viajeros al planeta Skaro, donde se encuentran con dos razas nativas de allí; los Daleks, creaturas mutantes con intenciones maliciosas, recubiertos de metal, y los Thals, humanoides con principios pacifistas. El grupo logra convencer a los Thals de pelear por su propia supervivencia.

Uniéndose con ellos logran superar muchos de los peligros de Skaro, y realizan un ataque por dos lados contra la ciudad de los Daleks. Todos los Daleks acaban muertos cuando, durante la pelea, se agota la fuente de energía que los mantenía vivos.

Argumento Editar

The Dead Planet (1)Editar

Cuando la TARDIS aterriza en una jungla petrificada, el Primer Doctor y sus acompañantes no notan que el planeta es altamente radioactivo. El Doctor prefiere explorar una cuidad futurista que descubrieron más allá de la jungla, pero Barbara e Ian prefieren volver a la nave. De vuelta a la TARDIS, Susan se separa del resto y cree que una mano humana le toca. Una vez en la nave, Susan se desconsuela porque nadie la cree, y Barbara comenta que se encuentra algo mal. Alguien llama a la TARDIS, pero los escáneres no detectan nada fuera. Esto provoca que Barbara e Ian demanden al Doctor que los saque de ese sitio. Él se queja, pero, confiado en seguir su camino, el Doctor sabotea la TARDIS, diciendo que necesita mercurio para arreglarla. El único lugar donde encontrarlo es la cuidad.

A la mañana siguiente, cuando los viajeros salen de la TARDIS, encuentran una pequeña caja de metal justo fuera. Contiene unos viales con un líquido ambarino, aparentemente dejada por quien llamó a la puerta la noche anterior. Susan pone la caja en la nave para guardarla, y los cuatro viajeros se dirigen a la misteriosa ciudad. Está hecha de metal completamente, con unas puertas redondeadas y desproporcionadas. Los viajeros se separan. Barbara vaga por unos pasillos mientras las puertas se cierran tras ella según las atraviesa. Se da cuenta al rato que está atrapada. Una extraña criatura aparece, amenazándola con un brazo metálico.


The Survivors (2)Editar

Buscando por Barbara, Susan, Ian y el Doctor entran en una sala llena de máquinas, incluido un contador Geiger que confirma que han estado expuestos a radiación. Se dan cuenta de la gravedad de la situación, provocando que el Doctor confiese su sabotaje con el mercurio y que todos deberían irse de inmediato, abandonando a Barbara. Esto crea más problemas entre ellos. Ian coge el mercurio como rehén para asegurarse que el Doctor le ayude a encontrar a Barbara. Cuando abandonan la habitación, son rodeados por los Daleks, que los encarcelan. Ian trata de huir pero le disparan los Daleks, que le dejan las piernas paralizadas. Son encerrados con Barbara.

Los Daleks interrogan al Doctor. Le explican que son los supervivientes de una guerra nuclear con los Thal, otros habitantes del planeta, que ha causado mutaciones a ambas razas. Los Daleks están confinados a sus mecanismos para moverse y están limitados a las fronteras de su cuidad metálica. El Doctor convence a los Daleks de que los viajeros morirán por la radiación si no se les suministran drogas. Los Daleks ordenan a uno de ellos que los acompañe. Tanto el Doctor como Barbara se encuentran mal, e Ian sigue con sus piernas paralizadas, así que Susan es enviada para recuperar los viales que alguien había dejado frente a la TARDIS. Sale de la ciudad y camina por la jungla petrificada, mientras una misteriosa figura la sigue. Los Daleks revelan que cuando las drogas hayan vuelto a la ciudad, se irán, dejando a los viajeros morir. Teniendo ya las drogas anti-radiación en su poder, Susan se prepara para la vuelta.


The Escape (3)Editar

Fuera de la TARDIS, Susan se encuentra con un extraño. Él es un guapo hombre rubio llamado Alydon. Su apariencia prueba que su raza, los Thals, no han sufrido las mismas aberrantes mutaciones que los Daleks. Alydon se sorprende al escuchar que los Daleks todavía viven, ya que su raza creía que habían desaparecido durante la guerra. Le explica a Susan que él les dio las drogas y le da más, diciendo que los Daleks no son de fiar. Ella mantiene en secreto el segundo escondite. Él le explica que los Thals han viajado por todo el planta buscando comida, ya que su raza está al borde de la hambruna. Esperan ahora estableces un trato por comida con los Daleks. Susan se encamina a la ciudad Dalek, mientras Alydon regresa al campamento Thal para contarles sobre su encuentro, esperando que Susan pueda negociar un acuerdo de paz y comercio.

Susan encuentra a sus amigos y les para la droga, diciéndoles que los Thal buscan paz y alimentos. Los Daleks los escuchan y aceptan, aparentemente, el acuerdo, pidiendo a cambio que los Thals los ayuden para cultivar la tierra, En realidad, están preparando una venganza para exterminar a sus antiguos enemigos. El mensaje de paz es llevado a los Thals, invitándolos a recoger comida en la entrada de la ciudad Dalek al día siguiente. Creen que es esta una señal de amistad, ya que Susan ha firmado ese acuerdo y confían en ella.

Salvados de la radiación, el grupo del Doctor les da un argumento que hace que empiecen a pelear entre si. En la pelea, Susan rompe la cámara que les ha estado grabando sus movimientos en la celda. Con libertad para hablar, los cuatro especulan sobre si la energía de los Daleks es electricidad estática, debido al hecho de que los pisos son de metal y cuando se mueven despiden un olor característico. Ian teoriza que si rompen el circuito eléctrico de los Daleks, estos quedarán inertes. Susan les dice que Alydon le dio una capa que podrían usar para lograrlo. Barbara dice que, aunque eso sea posible, los Daleks parecen ser capaces de ver muy bien con su visor, por lo que será muy difícil lograrlo. De todas formas, desarrolla un plan para usar el polvo de los zapatos de Susan, mezclándolo con agua y haciendo barro. La próxima vez que un Dalek venga con la comida, ellos atascarán la puerta, obligando al Dalek a entrar en la celda. Los cuatro vencerán.

Abren al Dalek, sacando a la criatura que hay dentro, para poder usar la carcasa y huis. La monstruosidad del interior la envuelven en la capa de Alydon y la tiran. Ian se mete en la carcasa y salen todos de la celda. Una extraña garra emerge de la capa...


The Ambush (4) Editar

El engaño funciona ya que Ian descubre cómo controlar el Dalek desde dentro, en lugar de que le empuje el Doctor. Son parados por otro Dalek. Ian le dice que es uno de ellos y lleva tres prisioneros humanos a un interrogatorio. Cuando el Dalek comienza a hacer preguntas, descubre que era un engaño y da la alarma.

Mientras, el Doctor ha cerrado magnéticamente la puerta para parar a los Daleks que van a por ellos. Las chicas y él tratan de sacar a Ian de la carcasa, pero se ha quedado atrapado dentro. Al tiempo que los Daleks están cortando la puerta, Ian convence al resto para que cojan un ascensor y huyan. Tras mucha labia, dejan a Ian atrás. Una vez a salvo, mandan el ascensor abajo para ayudar a Ian. Los Daleks entran en la habitación y disparan al Dalek, que estaba vacío ya que Ian consiguió salir de la carcasa y coger el ascensor a tiempo. Los viajeros se reagrupan mientras los Daleks cogen el ascensor para seguir la caza.

Ian y los demás se encuentran en una ventana desde donde observan a los Thals que llega para recoger la comida prometida. Intentan advertirles que es una emboscada, pero los Thals no pueden oírlos. Los cuatro se dan cuenta que el ascensor está a punto de llegar. El Doctor abre una puerta para escapar, mientras los demás tiran un Dalek por el hueco del ascensor para retrasar a los demás. Salen al exterior, donde Ian decide volver, para advertir a los Thals del peligro, mientras los demás se ponen a salvo.

Mientras los Thals cogen la comida, el más anciano, Temmosus, decide hablar con los Daleks para extender la tregua más tiempo a cambio de ofrecerse a trabajar con los Daleks para crear un ambiente estable y colaborar con la comida. Sin que los Thals lo supiesen, los Daleks los han rodeado. Ian, escondido, grita a los Thals que es una trampa, por lo que algunos logran escapar. De todas formas, Temmosus es asesinado.

Los Thals supervivientes, incluido Alydon, se reúnen con Ian y regresan al campamento Thal, donde se les unen Barbara, Susan y el Doctor. Un joven Thal, Dyoni, cuenta al Doctor la historia del planeta Skaro desde la perspectiva de su raza. Parece ser que los Daleks, conocidos en algún tiempo como Dals, eran humanoides parecidos a los Thals, que mutaron a sus actuales formas debido a la guerra nuclear. Los Thals han reaccionado a su historia adoptando el pacifismo como un credo, aunque su historia los revela como guerreros. Ian trata de convencerles que necesitan luchar contra los Daleks para sobrevivir, pero el Doctor les sugiere que se marchen. Para horror de todos, descubren que no pueden. El mercurio que llevaba Ian se lo sacaron los Daleks cuando fueron capturados. El mercurio está en la ciudad y ellos están atrapados en Skaro.


The Expedition (5)Editar

Después de tratar de convencer a los Thals de que deberían ser más agresivos con los Daleks, Ian insta a Alydon a mostrar agresividad cuando amenaza con llevar a Dyoni a los Daleks para cambiarlo por el fluido de enlace. El nuevo líder Thal le golpea, acto que anima a los Thals a usar la violencia solo como medio para llegar a un buen fin y ayudar a los cuatro viajeros de la TARDIS. Un grupo va con Barbara e Ian mientras cruzan un pantano en la parte trasera de la ciudad, situada al lado de un lago radiactivo lleno de mutantes. Entran en la ciudad por una entrada trasera. El otro grupo, dirigidos por el Doctor y Susan, sirven de señuelo intentando entrar por la puerta principal.

Si bien los Daleks parecen tener formas rudimentarias de vigilar la jungla, no pueden oír a la gente haciendo el plan. Pronto son distraídos. Los Daleks a los que se les suministró la droga, dos quintas partes de ellos, no están reaccionando bien, por lo que deducen que se han vuelto inmunes a la radiación y además prosperan por ella. Deciden, por tanto, subir los niveles de radiación en Skaro con otra bomba. Mientras la raza Dalek sobrevivirá, los Thals no podrán aguantar.

El grupo de ataque que va hacia el Lago de las Mutaciones hace progresos en su travesía. Cuatro Thals, Elyon, Kristas, Ganatus y Antodus, acompañan a Barbara e Ian. Ganatus y Antodus son hermanos y han estado en el lago antes, con fatales consecuencias para varios de sus amigos. El lago contiene muchos seres mutados tras las bombas de la guerra. Ian pronto ve una criatura con muchos tentáculos en el agua. A la mañana siguiente, Ian descubre una serie de tuberías que llevan agua del lago a la ciudad. Se preparan para la travesía y Elyon llena los odres de agua en el lago. De todas formas, un remolino se empieza a formar y Elyon pide ayuda a gritos. Los del campamento van a investigar...


The Ordeal (6)Editar

Elyon está muerto, pero aunque los Thals están molestos, especialmente Antodus, el grupo debe continuar su viaje y escalar la montaña para terminar su parte del plan.

Mientras, el grupo del Doctor ha logrado bloquear las comunicaciones de los Daleks emitiendo luz en la parte superior de los mástiles para estropear las imágenes que reciben. Usan este silencio para entrar furtivamente en la ciudad.

Al momento que el plan se pone en acción, los líderes Daleks conocen la noticia que montar una bomba que asegure el nivel de radiación apropiada para ellos les llevará 23 días. Mientras buscan solución, el Doctor y Susan sabotean la caja de control de la energía estática. El Doctor pide a Susan que coja la llave de la TARDIS y la tire en un panel de la pared para romper el circuito, prometiéndole antes que podrá hacer una nueva llave para la nave. Susan ve un segundo panel que el Doctor re-cablea para cortocircuitarlo, destruyendo algunos de los ordenadores Daleks. Desafortunadamente, su actividad alerta a los Daleks, que pronto los rodean. Son llevados al centro de mando de la ciudad, donde les cuentan el plan de los Daleks de irradiar todo el planeta. En vez de lanzar una bomba, volarán sus reactores nucleares para crear la radiación.

El grupo de Ian ha encontrado un túnel que lleva a la ciudad Dalek. Llegan a una grieta que lleva directamente a la ciudad. Antodus trata de convencer a los demás Thals que deberían volver, diciendo que incluso si sobreviven al viaje, los Daleks los matarán. Mientras lo dice, se inicia un derrumbamiento, que hiere a Antodus y bloquea cualquier intento de regresar. El único camino es hacia adelante, y un gran abismo es su siguiente obstáculo. Ian salta primero, seguido por un Thal que descubre otro túnel que podrían usar. Uno por uno, el grupo atraviesa el abismo con la ayuda de una cuerda que Ian ató a una roca y a si mismo. El último en saltar es Antodus, que resbala y cae al abismo. Por su peso, la roca se rompe y lleva a Ian hacia el borde.


The Rescue (7)Editar

Antodus sacrifica su vida para salvar al resto cortando la cuerda y dejándose caer. Los demás siguen y pronto se encuentran en un callejón sin salida y sus antorchas agotándose. Hablan sobre volver atrás; en todo caso, cuando se les apagan las luces, ven una luz que viene de un hueco en el acantilado y encuentran una entrada a la ciudad.

Los Daleks tienen al Doctor y Susan en su sala de control. Les cuentan sus planes para eliminar al resto de formas de vida de Skaro y poder prosperar ellos debido a la radiación. Por desesperación, el Doctor dice que podría ayudarles construyendo otra TARDIS para ellos, a lo que los Daleks contestan que para hacerlo no lo necesitan.

Alydon ha conducido a otro grupo de Thals al asalto de la ciudad, esperando rescatar a Susan y el Doctor. Por suerte, este grupo se encuentra con el de Ian y pactan atacar el centro de control Dalek al mismo tiempo. Juntos destruyen equipamientos para evitar el escape radiactivo, así como la fuente de energía de la ciudad. Las criaturas se quedan inmóviles y pronto mueren, no sin antes rogar al Doctor para que restaure el sistema eléctrico, cosa que él rehúsa hacer. Los Thals están disgustados por tanta muerte, pero alegres porque su lucha al fin ha terminado.

Todos vuelven al campamento Thal, esta vez con el mercurio, y el Doctor y su grupo se despiden de los Thals y vuelven a la TARDIS.

Tan pronto han subido a la nave y están "en vuelo", hay una gran explosión en la consola de mandos y los cuatro viajeros se caen al suelo.

Reparto Editar

Equipo Editar

Referencias Editar

CulturaEditar

  •     Antodus menciona a Ammosus, uno de los miembros de su anterior expedición.
  •     Ganatus conoce alguna de las convenciones culturales de la Tierra.

DaleksEditar

  •     Esta versión de las carcasas de Daleks se cargaban con electricidad estática que fluye por el suelo de su base.
  •     Las criaturas dentro de las carcasas no pueden sobrevivir mucho tiempo fuera de la estructura protectora, por lo que la misma debe tener sistemas de soporte vital cruciales.
  •     Los Daleks de Skaro han sido expuestos a tanta radiación de la guerra nuclear que ahora se nutren de ella.
  •     Los Daleks usan un rayo paralizante contra Ian Chesterton, que afecta a sus piernas.

Comida y bebidaEditar

  •     Ian y Barbara comen huevos con bacon (en una forma desecada por frío) de la máquina de comida de la TARDIS.

TARDISEditar

  •     El fluido de enlace usa mercurio.

El DoctorEditar

  •     El Doctor tiene un par de gafas para leer que usa para examinar escritos y fotografías.
  •     El Doctor ve el sistema estelar en una carta astrológica de los Thals.

Notas de producción Editar

Por añadir

Continuidad Editar

Por añadir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar